Winston Churchill

Primer Ministro del Reino Unido

Con apenas 25 años de edad ya tenía experiencia en política al participar en 5 campañas, demostrando una precocidad innata que le granjeó bastantes enemigos politicos.


Tras la Primera Guerra Mundial fue, entre otros cargos, Secretario para las Colonias, Secretario de Estado para la Guerra, Ministro de Hacienda y Primer Lord del Almirantazgo.


Durante el gobierno del ministro Chamberlain criticó duramente las concesiones territoriales a la Alemania nazi, hecho que le hizo ganar una gran popularidad y en las elecciones de 1940 se convirtió en Primer Ministro de Inglaterra.


Reencontró en Hitler a un adversario digno de su obstinación, individualismo y patriotismo. Su determinación ante la negativa de aceptar la derrota y la rendición inspiró a todo un país en la resistencia, en especial durante los difíciles años de 1941 – 1942 cuando Inglaterra estaba completamente sola frente a la Alemania nazi.


Suyas fueron sus famosas palabras ante la Cámara de los Comunes cuando los bombardeos de la Luftwaffe dejaban caer toneladas de bombas sobre Londres : " No tengo nada que ofrecer salvo sangre, sudor y lagrimas ... "


Pese a llevar a Inglaterra a la victoria, el pueblo le pareció que no era el hombre mas apropiado para la reconstrucción del país, incluso su segundo mandato no tuvo éxito. En el fondo era un aristócrata tardío, con una visión del mundo anclada en los cánones victorianos del siglo XIX.


En sus memorias dejó claro su poca simpatía por el nuevo mundo que, sin querer, había creado para salvar al anterior.