La Campaña en África

Hitler decide invadir el Norte de África para cerrar el Canal de Suez y forzar a los ingleses a rendirse.
La ofensiva alemana se extiende al continente africano.

Panzer tipo III Afrika Korps

LA CAMPAÑA EN ÁFRICA

Napoleón sufre una grave derrota naval en la batalla de Trafalgar en 1805; literalmente los ingleses barrieron de los mares a la flota hispano-francesa, impidiendo cualquier futura invasión de la isla. Así que al emperador no le quedó otra opción que enfrentarse a los británicos de manera indirecta : aislar a Inglaterra del continente mediante un bloqueo marítimo y asestarle un golpe mortal a través del Norte de África y Egipto con dirección a Oriente Medio; una vez allí, ayudar a la insurrección de los pueblo orientales contra el yugo ingles y llegar al corazón de la riqueza colonial británica, la India.


Erwin Rommel y su Afrika Korps en África
Erwin Rommel llamado " el Zorro del Desierto "

Y la historia se repite ... pero con diferentes personajes.


El führer se vio en la misma situación que Napoleón tras la derrota en el cielo ingles en Octubre de 1940 y optó por la misma vía : avanzar por el Norte de África hasta el Canal de Suez, hacerse con el petroleo de los protectorados árabes ingleses y, mas adelante, abrir una posible linea de ataque futura a la Unión Soviética por la zona del Cáucaso.


Ahora bien, algunos acontecimientos precipitaron la toma de algunas decisiones precipitadas por parte de Hitler y de haberse preparado la campaña con tiempo, las probabilidades de éxito hubieran sido mayores.


El primero fue prestar auxilio a su aliado : Italia. El " Duce " Benito Mussolinni entró en guerra justo cuando Francia estaba derrotada en Mayo de 1940 pero su ambición le cegó tanto que fue incapaz de ver el error que cometió : con Inglaterra invicta tendrá que vérselas frente a frente contra su flota naval en el Mediterráneo y su ejercito en Etiopía, Kenya, Somalia, Sudán y Egipto.


Los combates entre ambos países comenzaron en Julio de 1940 precisamente en Sudán y Egipto. El ejercito italiano estaba tan mal preparado para realizar cualquier acción logística y militar que en menos de un año perdieron Abisinia, la Somalia italiana y sufrido enormes reveses en Libia. La situación del ejercito italiano puso muy nervioso al Alto Mando de la Wehrmacht porque su plan en África consistía en utilizar las posesiones italianas en Libia y Etiopía a modo de tenaza contra la Somalia británica y desbordar en Egipto. Pero Hitler priorizó el plan de invasión a la Unión Soviética y subestimó la campaña en África. No quiso escuchar el consejo de su Estado Mayor que prefería centrarse en el cierre del Mediterráneo desde Gibraltar hasta el Canal de Suez y cortar las vías de comunicación entre Inglaterra con su imperio colonial.


Finalmente el dictador alemán comprometió a la Wehrmacht a medias y envió en ayuda de Mussolinni al Africa Korps al mando del General Erwin Rommel, cuya estrategia consistía en un estudio detallado del terreno para dividir su ejercito en pequeñas unidades acorazadas y de infantería. Así aprovechaba la inmensidad del desierto para infiltrarse en las lineas enemigas con facilidad y emboscar a los británicos simultáneamente por los flancos y la retaguardia.


General Montgomery en Tobruk
Bernard Montgomery, jefe del 8º ejercito inglés

Pese a ser un ejercito de menor tamaño y con graves problemas de avituallamiento, Rommel consiguió recuperar en dos ofensivas todo el territorio perdido por los italianos en el Norte de África: en la primera tentativa reconquista las ciudades Libias de Derna y Bengasi, aunque su posición es precaria.


El Alto Mando de la Wehrmacht es consciente de la situación de Rommel y decide en Mayo de 1941 incrementar la presión en el Norte de África ordenando la toma de la isla de Creta en poder de los británicos y así afianzar las rutas de abastecimiento en el Mediterráneo. Gracias a esta operación Rommel obtiene las tropas necesarias para comenzar la segunda tentativa; derrota a los británicos en Gazala, obliga al General Montgomery sacrificar el puerto de Tobruk y finalmente llega hasta El Alamein. En mayo de 1942 se encuentra a solo 100 kms de Alejandría pero tiene que detener a sus unidades por falta de carburante ( en ese momento se esta planificando la ofensiva en el cáucaso ruso y una gran cantidad de recursos se trasladan al 6º Ejercito y al 4º Ejercito Panzer en Rusia ).


Este impasse fue aprovechado por Montgomery para reorganizar el maltrecho 8º Ejercito Británico y mantiene a raya al Africa Korps durante la segunda batalla de El Alamein. Al mismo tiempo, y con la entrada de los Estados Unidos en guerra, comenzó el 8 de Noviembre de 1942 la Operación Torch, el primer desembarco de las fuerzas americanas al mando del General Eisenhower en los suelos marroquí y argelino.


EL DESEMBARCO AMERICANO

Sin embargo los americanos tuvieron muchas dificultades pare desplegarse al inicio del desembarco. Pese al apoyo de la resistencia francesa en Marruecos y Argelia para allanar el camino a los aliados, los combates fueron muy duros contra las fuerzas del colaboracionista Gobierno de Vichy en zonas como Orán, y la lentitud del avance en Marruecos hizo que Eisenhower se replanteara su estrategia porque sus cabezas de puente no estaban demasiado consolidadas. Afortunadamente la resistencia informó que algunos generales franceses dudaban si colaborar con los americanos o seguir las ordenes de atacar las zonas de desembarco. Así que Eisenhower dejó que la situación cayera por su propio peso. Poco a poco algunas guarniciones en Marruecos y Argelia comenzaron a rendirse gracias a la diplomacia pero la noticia llegó al mando del OKW alemán y, como medida de represalia, Hitler ordenó la ocupación de todo el territorio francés, dejando en papel mojado el acuerdo de armisticio de 1940.


Mapa desembarco aliado en Operaión Torch
Zonas de desembarco aliadas en la operación Torch

Aquella decisión fue un error porque contribuyó a que el ejercito colonial de Vichy, al mando del almirante François Darlan, se unieran definitivamente al bando aliado. Además, los alemanes querían hacerse con la flota naval francesa anclada en el puerto de Tolón para intentar frenar a los buques aliados en el Norte de África pero los franceses lograron hundirla antes que entregarla.


Para el 11 de Noviembre la situación estaba controlada por los americanos en Marruecos y comenzaron a avanzar con mayor rapidez por Argelia hacia Túnez.


En esos momentos Rommel se encuentra cercado y tiene que combatir ahora en 2 frentes. La única alternativa viable es la retirada por Libia hasta el Mediterráneo e intentar salvar la mayoría del Deutsches Afrikakorps pero desde Berlín se le ordena resistir a toda costa y hasta el último hombre.


Hitler es incapaz de reconocer su error táctico en África : la decisión de no cerrar el Mediterráneo por Gibraltar ( lo que hubiera supuesto hipotéticamente la entrada de España en la guerra durante la operación León Marino - Seelöwe ) socorrer precipitadamente a Italia y no disponer de una flota marítima potente, contribuyó al éxito de la Operación Torch en África. A su vez el poder naval y aéreo aliado empieza a hacerse notar y cada vez es mas difícil mantener las lineas alemanas de abastecimiento en el Mediterráneo.


Además, los británicos comienzan a aprender de sus errores en combate. Rommel es un genial estratega y pone contra las cuerdas al 8º Ejercito del General Montgomery. Los ingleses son conscientes y deciden no enfrentarse directamente al Afrikakorps, sino debilitarlo poco a poco. Para ganar tiempo hasta que el avance americano se consolide en Argelia, los británicos optan por infiltrar comandos de élite ( el recién creado Servicio Aéreo Especial - SAS - ) en territorio bajo control alemán para sabotear sus lineas de comunicaciones ( estaciones de radio, convoyes y aeródromos ). En esta ocasión la inmensidad del desierto juega ahora en contra de los alemanes que ven como sus unidades no pueden hacer frente a tantos ataques aliados.


Contraofensiva tanques general Montgomery
El 8º ejercito británico inicia la contraofensiva

Los éxitos iniciales durante la campaña empiezan a tornar en desastre.


Pese a todo, Rommel planea una ofensiva con 2 objetivos : detener el avance americano en Túnez en el Paso de Kasserine y hacerse con sus enormes reservas de combustible localizadas en el pueblo argelino de Tébessa. En Febrero de 1943 se produce el enfrentamiento entre ambos ejércitos y el resultado es una aplastante victoria alemana, aunque con matices : Rommel tiene que detenerse a medio camino de su principal objetivo, Tébessa, porque ha consumido casi todas sus reservas de carburante y solo ha conseguido avanzar unos 50 kms. Al mismo tiempo al otro lado del frente, en Egipto, Montgomery desborda a los alemanes tras la Segunda Batalla de El Alamein y logra entrar de nuevo en el puerto de Tobruk.


A partir de este momento el Afrika Korps se bate en retirada ante el empuje aliado; su inferioridad en hombres ( 80.000 frente a mas de 350.000, entre ingleses y americanos ) su dramática inferioridad en potencial acorazado ( 250 tanques frente a 1500, junto con algunas reservas en Egipto ) y la superioridad tanto en el mar como en el cielo obligan a Rommel a retirarse desde Libia a Túnez para embarcar hacia Sicilia. En mayo de 1943 capitula el Afrikakorps con mas de 200.000 hombres y desaparece el sueño de un gran imperio alemán e italiano en África.


El fracaso de ésta campaña obedece a una desastrosa planificación económica durante el conflicto: Hitler quiso evitar al pueblo alemán una vida incómoda de privaciones como en los años duros de la Primera Guerra Mundial y dejó que muchas fábricas alemanas siguieran utilizando sus recursos en la fabricando de bienes de consumo. Es mas, durante los exitos iniciales no hizo falta plantear el racionamiento a la población porque el coste de la guerra resultó ser relativamente barato para Alemania ( unas 60.000 bajas y el 7% de su P.I.B ) y las perdidas se compensaría con el botín de los armisticios. El problema surgió cuando el pais se enfrentó no a una, sino a 3 potencias económicas mundiales al mismo tiempo.


Reunión en la Conferencia de Casablanca en 1942
Giraud, Roosevelt, De Gaulle y Churchill reunidos en la Conferencia de Casablanca

A diferencia de Alemania, los aliados ( especialmente Inglaterra y la Unión Soviética ) centrarán todos sus recursos en la economía de guerra ( en Rusia las jornadas de trabajo en las fábricas trasladadas a Siberia serán de hasta 14 horas, 7 días a la semana sin descansos y con una dieta inferior a 1.000 calorías ) y la producción bélica ( armas, aviones, tanques, buques de guerra y transporte ) superará con creces a la producción del III Reich.


El hecho imponderable de esta mala planificación será que la industria alemana en 1942 ya no puede atender a unos frentes tan alejados. A partir de 1943 la retirada se convertirá en una constante en el ejercito alemán.


Aprovechando la rendición del Afrika Korps, a finales de Enero de 1943 se produjo en Marruecos la Conferencia de Casablanca entre el premiere británico Winston Churchill, el presidente americano Franklin Roosevelt y los generales franceses François Giraud y ( a petición de Churchill ) Charles De Gaulle. Ambos generales eran rivales políticos; de hecho Roosevelt no tenían ninguna simpatía por De Gaulle, ya que le consideraba un sectario y de tendencias autoritarias, pero se vislumbraba una victoria aliada y era conveniente que ambos lideres franceses " firmasen " la paz para evitar convulsiones políticas en una futura Francia libre.


Entre otros aspectos, como la apertura casi de inmediato de un nuevo frente en el Sur de Italia y el segundo frente en Francia o los Balcanes para aliviar parte del peso de la guerra a la Unión Soviética, se habló de una resolución que a la postre se convertiría en el credo de los aliados : Rendición Incondicional de Alemania.